WhatsApp
Volver atrás
blog-image
Préstamos para empresas

¿Cómo refinanciar una empresa? Descubre si es la opción que necesitas

Préstamos para empresas

¿Cómo refinanciar una empresa? Descubre si es la opción que necesitas

blog-image

Indistintamente se trate de un emprendedor que da sus primeros pasos en el mundo de los negocios o una empresa ya establecida, la financiación y refinanciación son conceptos que no pueden ignorarse. 

En el desarrollo de tus planes y proyectos siempre será indispensable contar con un fondo al cual puedas echar mano para respaldar los mismos. Hablamos de adquirir préstamos. Esto suele sonar riesgoso, pero con el conocimiento adecuado no tendrás de qué preocuparte. 

A continuación, aprenderás cómo refinanciar una empresa o deuda.

 

Aprende qué es refinanciar una deuda

Al hablar de refinanciación nos referimos a la reestructuración o reunificación una deuda previamente adquirida. Es decir, se paga una o más deudas a través de un nuevo préstamo. En otras palabras, se cambia una deuda que se ha complicado para enfocarse en una sola.

 

Aunque parezca contraproducente, en realidad, es bueno refinanciar una deuda. No obstante, este tipo de movimientos de inversión no debe tomarse a la ligera. Son necesarios análisis de tus finanzas y asesorías profesionales antes de dar este paso.

 

¿Es bueno refinanciar una deuda de tu empresa?

Siempre es bueno refinanciar una deuda. Esto se debe a varias razones, la principal suele ser que la compañía no está en capacidad de finiquitar los préstamos que tiene por sí misma. 

 

De modo que al refinanciar la empresa saldarás a tiempo las deudas. Esto te hará ver responsable y confiable ante tus acreedores y a la vez te dará tranquilidad y tiempo para recuperarte y cumplir con las cuotas del refinanciamiento que has recibido.

 

Cómo refinanciar una empresa paso a paso

Indistintamente busques un préstamo como particular o para empresa, necesitas considerar ciertas pautas para la obtención del mismo. 

Presta atención a esta breve guía paso a paso con la cual podrás responder a las preguntas más comunes: ¿Cómo puedo refinanciar una deuda?, ¿cuáles son los requisitos para refinanciar una deuda?, ¿en qué consiste la reunificación de deudas?

  • Demostrar que el negocio no puede afrontar los pagos y, a la vez, que la refinanciación harán que el negocio siga siendo sostenible

Es obligatorio presentar detalladamente ante el ente pertinente tu imposibilidad para pagar las deudas actuales. Al mismo tiempo, debes justificar cómo el nuevo préstamo no solo servirá para dar por terminado el déficit que tienes. 

Además, permitirá a la compañía, negocio o emprendimiento generar a corto, medio y largo plazo los dividendos necesarios para liquidar la deuda. Al mismo tiempo, podrás continuar con su crecimiento económico.

2. No solicitar más préstamos mientras se negocia la refinanciación

El proceso de refinanciación suele tomar su tiempo, ya que el posible fiador evalúa exhaustivamente las condiciones del solicitante. Por eso, debes asegurarte de no cometer el error de solicitar otros préstamos mientras negocias la reestructuración de la deuda. De lo contrario, estarías faltando a los términos y condiciones del contrato establecido. 

3. Evitar tener deudores

Si estás en una situación en la cual se poseen empréstitos con más de un fiador, será de suma importancia seleccionar cuál de estos créditos necesita ser refinanciado. Posteriormente, debes asegurarte de no atrasarte en la amortización de los demás endeudamientos. 

Esto se debe a que un atraso de tales obligaciones echaría por tierra las posibilidades de conseguir la anhelada refinanciación de una empresa. Recomendamos ampliamente que en tal caso se soliciten préstamos de reunificación de deudas. Con este podrás dar fin a todas tus deudas, concentrándote así en una totalmente nueva.

4. Conocer bien las condiciones de la refinanciación de la empresa

Debido a lo delicado de este tipo de operaciones, no puede pasarse por alto ningún detalle. Cuenta con expertos en ley y economistas profesionales que te asesoren y ayuden a verificar y entender cada punto escrito en el contrato. Por ejemplo, el porcentaje de intereses que generará la deuda y los plazos para cumplir el pago.

5. Liquidar las deudas que cubren la refinanciación

El nuevo crédito adquirido debe ser utilizado específicamente para dar por terminada la o las deudas que se tienen en vigencia. Esto permitirá que tu deuda se enfoque hacia un solo garante. Es igualmente importante apartar una fracción del dinero para tener un saldo positivo que permita tener liquidez para los egresos corrientes de diario.

6. Firma de contratos ante notario

Una vez considerados los pasos antes expuestos y ya aclarado todo lo concerniente a refinanciar una deuda, llega el momento de presentar todo lo acordado ante las autoridades de ley. 

Dicho paso debe ejecutarse en una notaria pública y plasmar las firmas de todas las partes involucradas. En este punto, no puedes dejar de chequear que los pactos establecidos previamente durante las negociaciones estén claramente escritos en el acuerdo legal.

 

Requisitos para refinanciar una deuda

Existen varios requisitos para refinanciar una deuda que suelen ser indispensables. Si no cumples con uno de ellos será prácticamente imposible recibir aprobación en tu solicitud de refinanciación. Los mismos son:

  • Tener un récord intachable en cuanto a la cancelación de préstamos bancarios (puntualidad en los pagos)
  • Haber cancelado al menos el 20? la o las deudas a refinanciar (este porcentaje puede variar según cada banco)
  • Poseer un inmueble para presentar como garantía

 

Mejores préstamos para refinanciación de una empresa

Al momento de decidir donde refinanciar tu empresa y/o deudas, notarás que escoger la mejor opción no es tarea sencilla. Muchos bancos ofrecen este tipo de servicio a sus clientes. También encontrarás empresas (entidades no bancarias) dedicadas a financiar tanto a negocios, como a particulares. Dichas empresas suelen estar plenamente especializadas en este tema de préstamos para refinanciación.

A la hora de refinanciar, la mejor opción es la reunificación. Este es un tipo de refinanciamiento que, como adelantamos, permite tomar el préstamo para saldar todas y cada una de las deudas que se tengan, a cambio de un único compromiso. 

De este modo, se podrá tener el control de la deuda, en contraposición al desorden que significa tener varias deudas con diferentes fechas y porcentajes de interés al momento de pagar.

¡Solicita tu préstamo de una manera fácil y rápida!
Solicitar préstamo

Articulos relacionados