WhatsApp
Volver atrás
blog-image
Préstamos para particulares

¿Qué es amortizar un préstamo?

Préstamos para particulares

¿Qué es amortizar un préstamo?

blog-image

Si alguna vez has adquirido el compromiso de un crédito, seguro te habrás preguntado, qué es la amortización de un préstamo. Amortización es una palabra que suena compleja, pero en realidad es una idea muy simple. En términos sencillos, es el proceso de pagar una deuda (un préstamo hipotecario, por ejemplo) en cuotas iguales a lo largo del plazo del préstamo.

Para ello, se cuenta con importantes herramientas, como el plan de amortización, que te ayuda a llevar un control del saldo y a comprender el coste real de tu préstamo.

¿Cómo se amortiza un préstamo?

Si desglosamos la definición de amortización, obtendremos los siguientes conceptos:

  • Pagos programados: Significa que los pagos periódicos se realizan en un período determinado.
  • Pagos fijos predeterminados: Es el tipo de interés fijo que se cobra en cada pago periódico.
  • Importe de los intereses: Los pagos periódicos se componen de los intereses devengados.
  • Importe del principal: La segunda parte de cada pago es el importe del crédito principal. Con cada pago periódico, el importe del capital principal se va reduciendo hasta quedar totalmente pagado al final del plan de amortización.

A partir de estos puntos, puede entenderse cómo funciona la amortización del préstamo. Cuando el prestatario se pone en contacto con el prestamista para pedir el préstamo, este elabora un cuadro o calendario de amortización para dividir el importe del préstamo y los intereses a lo largo del período de préstamo.

¿Cuándo es mejor amortizar un préstamo?

Si te has preguntado qué es amortizar un préstamo, debes saber que el tiempo de amortización afecta el coste final de un préstamo.

Y es que la elección de la duración del periodo de amortización, es decir, el número de años que necesitarás para pagar el saldo total de tu préstamo, es una decisión muy importante que puede afectar a la cantidad de intereses que pagas a lo largo de la vida, por ejemplo, de una hipoteca.

 

¿Más largo o más corto?

 

La principal razón para optar por un periodo de amortización más corto que el estándar es para liberarse antes del crédito. Asimismo, los intereses se reducen considerablemente y también tiene la ventaja de acumular más pronto el patrimonio neto.

Ahora bien, en el caso de adquisición de viviendas, por ejemplo, los pagos regulares son menores con una amortización más larga.

Esta opción no es para todo el mundo. Una amortización más larga atraerá a muchas personas porque los pagos regulares pueden ser comparables o incluso más bajos que el pago de un alquiler. No obstante, al final pagarán más intereses a lo largo de la vida del préstamo, aumentando su coste real.

Siempre debe buscarse contar con la flexibilidad de acortar el periodo de amortización. Independientemente del periodo de amortización que selecciones cuando solicites un préstamo, no significa que tengas que permanecer con ese período durante toda la vida de tu crédito. 

Siempre puedes optar por acortar el periodo de amortización y ahorrar en costes de intereses eligiendo una opción de pago acelerado, realizando pagos adicionales cuando puedas, o un pago anticipado de capital.

En conclusión, tiene mucho sentido que los clientes reevalúen su estrategia de amortización cada vez que adquieren un nuevo compromiso de préstamo. A medida que avanzan en su carrera y empiezan a ganar un mejor salario con el tiempo, pueden simplemente aumentar el importe de sus pagos regulares hasta en 10 % una vez al año. 

Todas estas características de prepago le restarán años a tu periodo de amortización y te ahorrarán dinero en intereses.

¿Cómo hacer el cuadro de amortización de un préstamo?

El cuadro de amortización es una herramienta muy importante en la amortización de un préstamo. Aporta una panorámica general de las cuotas mensuales, la amortización del capital, el importe de los intereses, etc., razón por la que te conviene pedir el cuadro de amortización de tu préstamo.

Este cuadro de amortización se compone de las siguientes columnas:

  • Importe del préstamo: Se registra el importe total del préstamo obtenido del prestamista junto con otros detalles, como el plazo de los pagos o el tipo de interés.
  • Frecuencia de pago: En la primera columna de la tabla de amortización se registra cuál será la frecuencia de pago. La frecuencia de pago indica cuántas veces se harán los pagos en un año (mensualmente, trimestralmente, etc.).
  • Pago total al prestamista: En esta columna se registra mensualmente la cuota que pagarás al prestamista.
  • Pago extra: El pago mensual se compone de los intereses y el importe del préstamo principal. Sin embargo, el prestatario tiene la opción de pagar más de la cuota mensual mínima para devolver el préstamo antes de lo acordado. Si el prestatario se acoge a esta opción, el importe del crédito principal se cancela y el importe que excede la cuota mensual se registra en esta columna.
  • Saldo restante: En esta columna se registra el saldo restante del préstamo principal después de cada cuota.
  • Costes de los intereses: Los costes de los intereses en cada periodo (según la frecuencia de pago) se registran en el plan de amortización. Los costes de los intereses tienen una tendencia decreciente, ya que el importe disminuye con la reducción del crédito principal.

 

¿Qué es amortización de la deuda?

Frente a la pregunta qué es amortizar un crédito, valga decir que la amortización es un término amplio que aplica tanto para los intangibles de la empresa como para los préstamos. 

En el caso de los intangibles, el plan de amortización divide el valor de los activos intangibles entre la vida útil del activo. No obstante, en el caso de los préstamos, funciona de manera similar, pero la estructura de pagos difiere.

En términos generales, la amortización de la deuda consiste en devolver el préstamo tomado de instituciones financieras o prestamistas independientes, de manera que cada cuota esté programada, las cuales constan de 2 partes: los intereses devengados y el importe del capital principal.

En cada periodo, el tipo de interés fijo se deduce de la cuota programada. El importe restante se trata como una parte del crédito principal. Al final del calendario de amortización, el prestatario no tiene que pagar ninguna cantidad, ya que el componente de intereses de cada pago mensual disminuirá (debido a la disminución mensual del saldo de capital).

 

¡Solicita tu préstamo de una manera fácil y rápida!
Solicitar préstamo

Articulos relacionados